Publicada en el Boletín Oficial el gobierno nacional reglamentó la utilización de las polémicas pistolas Taser rue cuentan con un dispositivo para descargas eléctricas que, según aseguran son no letales.

La normativa está firmada por la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, quien en su momento adelantó que estas armas serán utilizadas por miembros de fuerzas policiales y de seguridad federales en estaciones de trenes y aeropuertos. La resolución oficial señala que se hará uso de las armas electrónicas no letales en los siguientes casos: «para inmovilizar, proceder a la detención o para impedir la fuga de quien manifieste peligro inminente de lesionar a terceras personas o de auto lesionarse; cuando deba ejercerse la legítima defensa propia o de terceras personas; o para impedir la comisión de un delito de acción pública».