El Gobierno dispuso diferir los pagos en dólares de unos u$s9.800 millones hasta el 31 de diciembre de este año. Se trata de títulos que están bajo legislación nacional con diversos vencimientos, el primero de ellos con fecha del 7 de mayo. La determinación asumida por el presidente Alberto Fernández se basa, según expresa el DNU, en «la crisis sanitaria mundial generada por la pandemia del coronavirus Covid-19 ha alterado los plazos previstos oportunamente en el ‘Cronograma de acciones para la gestión del Proceso de Restauración de la Sostenibilidad de la Deuda Pública Externa’”.

El DNU ya fue publicado en el Boletín Oficial y establece que el Ministerio de Economía podrá disponer el adelanto de la fecha de los vencimientos. La decisión del gobierno nacional es considerada como un default selectivo con la debida justificación que representa la pandemia que recae sobre todo el planeta.