River dio el puntapié inicial anunciando que durante estas noches de mucho frio cobijará a los sin techos que deambulan por las calles de la ciudad y el Gran Buenos Aires. Ellos son la más cruda demostración del fracaso del modelo económico que sigue arrojando día a día más pobres en el andarivel de la vida de nuestro país.

Al esfuerzo del club de Nuñez se sumó rápidamente La Red solidaria que conduce Juan Carr, aportando logística y conocimientos en esta materia advirtiendo que ya eran cinco los muertos por la ola de frio en el país. Con el correr de las horas de sumaron varios clunes más como Ferro, Platense, Estudiantes de La Plata y Estudiantes de Caseros. Miles de argentinos empobrecidos encuentran alimento, sanitarios y refugios en estas horas de temperaturas muy bajas. Según un relevamiento realizado entre el 25 y el 28 de abril pasado, dado a conocer este vienes por el Censo Popular de Personas en Situación de Calle, hay 7.251 personas que viven a la intemperie en la Ciudad de Buenos Aires, casi un 24% más de los que había un año atrás. Una cifra que dista, y mucho, de los registros oficiales del gobierno porteño que señalan que en esa condición están 1.141 personas.