Es un símbolo de la lucha contra la violencia de género. La tendencia comenzó en algunos países europeos, y desde el año pasado se esparció en varias ciudades y pueblos de nuestro país.

Un banco rojo en lugares públicos simbolizando la lucha contra la violencia de género. El último 25 de noviembre, día internacional declarado de la no violencia de la mujer, se instaló el primero en la ciudad de Buenos Aires, fue en el hospital Álvarez. Ahora, esa iniciativa busca transformarse en ley a partir de un proyecto presentado por la diputada Silvia Gottero (Bloque peronista) que propone la colocación de un banco rojo en todos los parques, plazas y paseos públicos con la leyenda » en memoria de todas las mujeres asesinadas que decían amarlas». Ya existen más de 200 bancos rojos con inscripciones relacionadas a la no violencia. Están en lugares públicos de la provincia de Buenos Aires, en la Capital Federal, Córdoba, Santa Fe, Chaco, Jujuy, Mendoza, Catamarca y Tucumán.