Desde este martes el pasaje de subte costará $ 15,50, lo que representa un aumento nueve de $1. El incremento de la tarifa, que no ha significado un mejor servicio en este transporte metropolitano, viene desbocado.

En los últimos doce meses se duplicó la tarifa y la seguidilla continuará ya que contempla una suba de $ 2 a partir de marzo, con lo que el viaje pasará a costar $ 19, y otros $ 2 en abril, hasta llegar a $ 21. Concluido ese último aumento el totalizado en un año será de 180%.