En declaraciones a varios medios el chofer del micro que conducía al plantel de Boca al momento de ser atacado por hinchas de River, relato que todo pudo haber terminado en una tragedia ya que estuvo desvanecido durante varios segundos perdiendo el control de la unidad. “El vicepresidente de Boca Horacio Paolini agarró el control del micro hasta que pude reaccionar. Traté de hacer lo posible para traer sanos a los muchachos hasta el Monumental”, admitió. Apodado el Gringo, el chofer es quien tiene la responsabilidad de manejar el micro desde hace 8 años. “Nunca viví una situación igual”, relató.