Elisa Carrió no se corre del centro del escenario electoral pese a no ser candidata. Volvió a incomodar puertas adentro de la alianza Cambiemos al señalar, “hay que ser muy duros en la defensa de la República y en los valores de la convivencia y la unidad nacional. Dejemos a los blandos las conversaciones con Fernández y Massa para entregar la cabeza de Macri. Viva la República! Viva Mauricio Macri y Miguel Pichetto”. Ese fue uno de sus últimos mensajes vía la red twitter. No son pocos los que le reciminan en tono igualmente fuerte desde dentro del gobierno, aunque desde la Casa Rosada hay orden de no fogonear polémicas entre propios. Nicolás Massot fue uno de los que no pudo aguantar más, «Terminemos con esta farsa! Quien más pregona la República en Argentina es quien más la daña. Sin diálogo ni tolerancia nunca habrá unidad de los argentinos. Quien hoy pide sostener a Pichetto, ayer lo acusaba de encubridor y obstruía cualquier acuerdo», agregó sin nombrar a Elisa Carrió. A Massot le faltó agregar que Carrio también había tildado públicamente en 2003 de evasor al propio Macri.