La diputada Eliusa Carrió se despachó con una catarata de críticas a sectores internos de la alianza Cambiemos acusándolos de haberle dado la espalda al gobierno tras la dura derrota electoral del último domingo en Córdoba.

“Qué terrible es que en la derrota se borren todos. Me dan asco”, sostuvo Carrió, reconociendo que fueron muy pocos quienes acompañaron al candidato del gobierno, Mario Negri. Puso la mira especialmente en el Ministo del Interior, Rogelio Frigerio y también disparó observaciones sobre declaraciones que realizó la ministra Patricia Bullrich quien salió a contradecir sus dichos sobre el narcotráfico en Río Cuarto. Desde el Ejecutivo quien recogió el guante fue el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien aseguró que el gobierno “cuida a sus candidatos“.