La alianza Cambiemos en Córdoba tiene tres precandidatos a gobernador. Se trata de los diputados nacionales Mario Negri, el ex árbitro y diputado nacional Héctor Baldassi, y el actual intendente de la ciudad capital, Ramón Mestre. Un cuarto candidato, el ex embajador en Ecuador Luis Juez, se bajó de esa postulación el último miércoles tras anunciar que peleará por gobernar la intendencia de la ciudad donde tendrá, hasta ahora, cinco rivales. Serán los radicales Rodrigo de Loredo, Javier Bee Sellares, Diego Mestre y Martín Lucas; y dos macristas, Abelardo Losano, Soher El Sukaria y Felipe Lábaque. En el armado provincial existen ciertos tironeos que separan a los radicales de la estructura del PRO, una cuestión de intereses más que de ideas. El presidente Macri no le quita mirada al tema, Córdoba ha sido central para ganar la presidencia en 2015. El caudal de votos que recogió de esta provincia fue determinante para derrotar a Scioli. Una guerra de encuestas se desató en los últimos días posicionando bien a los tres candidatos a gobernador, por este sector. La Rosada mandó a realizar la suya, desconfía de las armadas previamente. Baldasi aspira a ser bendecido, es el único de los tres que se sienta con Macri y Peña cuando se habla de Córdoba. Pero, no pocos aseguran que no llega a igualar la tendencia en captar más votantes que pueden tener los radicales Negri y Mestre. Si no hay acuerdo, las PASO definirán quien representará a Cambiemos para enfrentar al oficialismo local, encarnado en el actual gobernador Juan Schiaretti, en las elecciones programadas para el 12 de mayo.