El gobierno nacional continúa con su política inflacionaria que aflije el bolsillo de los argentinos. En este caso es el turno de los peajes de los accesos Norte y Oeste que se incrementarán a partir del próximo sábado un 33% en promedio.

Un automóvil deberá pagar entre $38 y $65 para acceder a la Ciudad de Buenos Aires desde esas autopistas. Desde el Oeste, en hora pico, se pasará a pagar de $ 50 a $ 65, en tanto los que ingresen desde el Norte, dependiendo de los ramales, también tendrán un incremento de entre $15 y $ 20 por peaje: de $ 45 a $ 60 (Debenedetti Márquez), de $ 50 a $ 65 (Tigre) y de $ 55 a $ 75 (Pilar-Campana). El ajuste fue dispuesto por una resolución conjunta del Ministerio de Transporte de la Nación y la Dirección Nacional de Vialidad publicada en el Boletín Oficial.  Aquí no se detienen los aumentos ya que este jueves se desarrolló la audiencia pública para incrementar las tarifas de las autopistas porteñas. El legislador porteño Juan Nosiglia (Bloque Evolución) se mostró crítico de semejante ajuste al que consideró recaudatorio, “sin argumentos consistentes para justificar aumentos del 34,8% promedio muy por encima de la inflación estimada por el mismo Gobierno. Único objetivo: recaudar”.