Alpargatas anunció el cierre de las plantas de Santa Rosa, en La Pampa y en Catamarca, además de adecuar la cantidad de empleados en el resto de las fábricas que posee la empresa, lo que representa 445 despedidos que cobrarán el 100% de sus indemnizaciones.

La empresa brasilera contaba, hasta el momento, con siete plantas industriales: cuatro, destinadas al negocio textil en Corrientes, Buenos Aires, Catamarca y Chaco; y tres dedicadas al negocio de calzado en Tucumán, Catamarca y Santa Rosa. Desde los gremios afirmaron que esta noticia se sabía desde el jueves pasado. “Es muy desgarrador, no se puede hacer nada. Escapa a toda posibilidad de reacción de nuestro gremio porque pagan las indemnizaciones completas”, comentó Nerio Medina, secretario general de la Asociación Obrera Textil el gremialista en declaraciones a El Diario de La Pampa. Hace pocos días se anunció la venta del 22,5% del paquete accionario de Alpargatas en el país, como parte del proceso de transferencia de la marca Topper al empresario mormón brasileño Carlos Wizard Martins, quien pagará u$s10 millones. Según fuentes gremiales ese dinero se utilizará para pagar las indemnizaciones.